martes, 12 de febrero de 2008

Agitado pero no revuelto

Me voy dos semanas de vacaciones y cuando vuelvo a la industria no la reconoce ni la cámara que la parió. Han quitado “Aquí hay tomate” y La Soledad” ha triunfado en los Goya. Ambos cataclismos darían para depositar aquí un análisis sesudo sobre las contradicciones del audiovisual postmoderno, pero estoy ocupado coleccionando los titulares más estúpidos que se han escrito a cuento de tales acontecimientos. Mis favoritos son “El orfanato no estaba solo” y “El tomate ya no da la lata”, pero hay otros que recurren a juegos de palabras aún más penosos.

Ejecutivos del mundo, miembros de la Academia: no decidamos nada más. Nuestra frágil industria no resistiría otro terremoto como los que se han producido en la última semana y media. Yo, por mi parte, no pienso tomar ni una determinación, por pequeña que sea. A cambio, voy a dedicar esta tregua a difundir profecías. La primera:

“Gordos”, la próxima película de Daniel Sánchez Arévalo, recibirá varias nominaciones a los Goya, entre ellas el de mejor película y mejor actor o actriz. Ganará al menos uno de esos premios.

Y si no, al tiempo.

Etiquetas: , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal