domingo, 20 de enero de 2008

Buenas compañías

En Little Big Horn, 600 soldados del Séptimo de Caballería fueron masacrados por 6.000 indios.

Lope de Aguirre tenía a su mando ciento ochenta y seis soldados cuando le declaró la guerra al Imperio.

Tampoco en las Termópilas estuvo la cosa muy igualada. 300 espartanos lucharon hasta la muerte contra un ejército mil veces mayor.

Esas batallas parecen igualadas comparadas con la que empiezo hoy:

Yo contra todos los blogs de televisión del mundo.

Los hay irónicos y sesudos. Informativos y divertidos. Únicos y miméticos. Bien y mal informados. Profesionales y amateurs. Apocalípticos e integrados.

Solo hay una cosa que todos tienen en común.

Los críticos.

Los espectadores.

Los profesionales.

Los expertos.

Todos odian a los ejecutivos de televisión.

Nos culpan de la telebasura y de la contraprogramación.

Por nuestra culpa los hombres son machistas: las mujeres, objetos; los adolescentes, autistas; los niños, analfabetos.

Por nuestra culpa las pausas de publicidad son largas, subió la gasolina y se hundió el Titanic.

Aún así, no les guardamos rencor.

Y para demostrarlo, les damos la bienvenida. A partir de hoy, nos acompañarán justo aquí al lado.

Los enemigos, cuanto más cerca, mejor.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal